viernes, 23 de noviembre de 2007

EL SERVICIO A DIOS

¿Dónde y cómo...?

Les suplico por las compasiones de Dios, hermanos,
que presenten sus cuerpos en sacrificio vivo,
santo, acepto a Dios,
un servicio sagrado con sus facultades de raciocinio.
Y cesen de amoldarse a este sistema de cosas.
(Romanos 12:1, 2)

Los judíos estaban estupefactos. Pedro les estaba diciendo que estaban viviendo en un error terrible. Sus líderes religiosos los habían llevado a asesinar al Mesías y hasta ese momento estos judíos habían aceptado el crimen, habían aplaudido la crucifixión como si ésta tuviera el aval del mismo Dios. Hasta ese momento, ellos habían dado por cierto todo lo que sus pastores, maestros y demás líderes les predicaban como la verdad.

Ahora, estaban escuchando a Pedro hablando en el poder del Espíritu Santo, revelándoles que todo el sistema religioso que ellos creían aprobado por Dios, era culpable de la muerte del Hijo de Dios.

Ante la evidencia escritural sustentada por Pedro, con el poder del Espíritu, los judíos no tuvieron más alternativa que aceptar que Jesús –a quien habían crucificado- era el Mesías esperado. Y se sintieron muy compungidos. Con el corazón profundamente herido, como si hubiera sido atravesado por una lanza, ellos le preguntaron a Pedro y los demás apóstoles: "Varones hermanos, ¿qué haremos...? (Hechos 2: 37)

La respuesta de Pedro fue sencilla y poderosa: "Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo" (v.38)

¿Qué significaba esto para aquellos judíos...? Lo que Pedro les estaba diciendo era que repudiaran las acciones de sus líderes religiosos, que se apartaran de ellos aceptando a Cristo como su Salvador para que pudieran recibir de ahí en adelante la dirección invisible del Espíritu Santo, la promesa, que los conduciría personalmente hacia la verdad. A nosotros nos puede parecer muy sencillo este acto. Sin embargo, lo que Pedro les estaba exhortando a hacer, era a abandonar su organización religiosa, aquella a la que ellos y sus antepasados habían servido durante muchas generaciones, para servir de ahí en adelante a Jesucristo de una manera totalmente nueva y desconocida.

Es exactamente lo mismo que si hoy se le dijera a una persona que se considera a sí misma como cristiana, que abandone su denominación religiosa porque Jesucristo requiere que se le sirva de otra manera a como se le está "sirviendo" en las llamadas "iglesias cristianas". Traumático ¿verdad..? ¿Cómo respondería usted...?

Casi con seguridad, podemos afirmar que la mayoría de los creyentes ni siquiera tomarían en consideración contemplar la posibilidad de cambiar su forma de adoración, sus ritos y servicios religiosos. Multitudes de cristianos se sienten cómodos con asistir a sus templos, células y demás reuniones, diezmando, cantando, llorando, ayunando, clamando y haciendo todo lo que sus líderes religiosos les dicen que es correcto hacer. Nunca se han preguntado si a Dios le agrada lo que hacen y si a Él le agrada la manera en que ellos lo están adorando. Y, la verdad sea dicha, a muy pocos creyentes les interesa averiguarlo. Se convencen fácilmente con dos o tres pasajes bíblicos que sus líderes les enseñan sin contexto alguno, y no ahondan más allá de lo que sus líderes les permitan profundizar.

La situación en la fiesta de Pentecostés era exactamente la misma. Pedro les estaba diciendo a los judíos que su forma de adoración estaba mal y que era necesario que se arrepintieran, que se volvieran a Dios. Los judíos aceptaron el mensaje sustentado en las Escrituras e inmediatamente se bautizaron en el nombre de Jesús, en el nombre de aquel a quien hacía pocos días sus líderes habían asesinado con el consentimiento del resto de judíos.

Evidentemente, hoy en día los líderes religiosos "cristianos" no rechazan de palabra a Jesús. Pero, aún así, la situación en el primer siglo era asombrosamente similar: los líderes religiosos de entonces no renegaban de Dios con palabras; es más, creían firmemente en un Mesías que los salvaría.... pero cuando éste llegó lo crucificaron. Y lo paradójico del asunto es que quienes enviaron a Jesús a la muerte estaban convencidos de que con ese acto estaban rindiendo servicio a Dios.

De igual manera sucede hoy. Aunque los líderes religiosos crean que están rindiendo servicio a Dios, es muy posible que la verdad sea totalmente lo contrario: pueden estar rechazando a quien aseguran estar sirviendo.

Las formas de adoración bajo el Viejo Pacto y el Nuevo Pacto
Los judíos del Pentecostés aceptaron a Cristo y de inmediato quisieron saber qué hacer para adorarle. La respuesta de Pedro, "arrepentíos y bautícese cada uno" significaba que debían dar un giro total a su forma de adoración ya que esa forma de servicio no agradaba a Dios. Debían ir en una dirección totalmente nueva.

A lo largo del Nuevo Testamento, vemos que esa dirección totalmente nueva, esa adoración aprobada por Dios, no requería de edificios especiales de adoración, ni ritos particulares, ni códigos de ley escritos ni actividades ceremoniales distintivas. La diferencia entre el viejo sistema y el Nuevo Pacto eran evidentes: La vieja forma de adoración requería de edificios especiales (ostentosos, por cierto), ritos ceremoniales, una clase sacerdotal mediadora entre Dios y los hombres, un extenso compendio escrito de leyes y ordenanzas que los israelitas debían obedecer. Cada judío sabía qué hacer ya que cada aspecto de su forma de adoración estaba explícito en la ley.

Por el contrario, esa nueva forma de adoración, el cristianismo, no estaba orientado hacia organizaciones religiosas, edificios especiales, sacrificios ceremoniales ni código de leyes; en el cristianismo tampoco estaban destinados ciertos días especiales para la adoración ni lugares específicos para tal fin. Los nuevos creyentes debieron haberse sentido aturdidos cuando, en su nuevo estado de libertad, se preguntaron qué tipo de adoración requería ahora Dios, y de qué manera debían llevarla a cabo.

Los judíos cristianos debieron aprender que "El Altísimo no habita en templos hechos de mano" (Hechos 7:48)

Sino que: ¿Acaso no sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios está en vosotros? (1Co 3:16)

Eso significaba que ya no era necesario acudir a edificios o templos religiosos para rendir servicio sagrado a Dios. Siendo –como somos- cada uno templo de Dios, eso significa que de manera individual estamos permanentemente en presencia del Altísimo. No acudimos a su presencia yendo a templos –que Dios no mora en ellos- sino que la casa de Dios somos cada uno de los creyentes que hemos nacido de nuevo. Si no hay tal cosa como templos "cristianos", entonces, ¿cuál es hoy día el altar del sacrificio prefigurado por el altar del Viejo Pacto..? ¿Cuál sería hoy el sacrificio...?

La respuesta la podemos encontrar en Hebreos:

Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan. (Hebreos 9:28-10:1).

Es decir, el sacrificio único y perfecto de Cristo reemplazó a los sacrificios expiatorios del Antiguo Testamento, aquellos sacrificios levíticos se describen como "la sombra de los bienes venideros". El pasaje nos explica que el sacrificio de Cristo fue suficiente para pagar por todos nuestros pecados, por lo que no es necesario repetirlo. Es el medio que Dios escogió para nuestra salvación y, como tal, fue prefigurado por los sacrificios del Antiguo Testamento. No hay necesidad de más sacrificios expiatorios.

Siendo que los sacrificios del Viejo Pacto fueron reemplazados con el único y solo sacrificio de nuestro Señor, es fácil encontrar lo que el altar levítico prefiguró: la cruz del calvario. Esto no quiere decir que debamos acudir a una cruz literal, que debamos rendir algún tipo de adoración o reverencia a una representación de la cruz, tal y como hacen los católicos y el G12 en sus "Encuentros". Cristo hizo de una sola vez y para siempre su sacrificio para perdonar nuestros pecados. No hay necesidad de otros sacrificios.

Y así, con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. (Hebreos 10:14)

Pretender que se necesitan más ofrendas o sacrificios es un insulto al sacrificio expiatorio de Cristo.

En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. (Hebreos 10:10)

En el Antiguo Pacto eran necesarios los sacrificios y ofrendas recurrentes y, con todo, estos no hacían posible la salvación: "porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados (Hebreos 10:4). Con el único y todo suficiente sacrificio de Cristo, ya recibimos la santificación.

Llegamos a otra conclusión interesante: Puesto que ya no necesitamos de templos o edificios religiosos (nosotros somos templo de Dios) para ir a ofrecer sacrificios expiatorios (Cristo ya lo hizo de una vez y para siempre), ¿qué hay de las iglesias "cristianas" (los edificios) a las que los pastores y demás líderes se refieren como "la casa de Dios"..? Naturalmente, esto no tiene sustento neotestamentario. Somos nosotros la Casa de Dios, no edificio alguno.

Surge otra pregunta: Puesto que nosotros somos el Templo de Dios, ¿no necesitamos otro lugar externo "adicional" especial para ir a orar, cantar y a congregarnos...?

No. Los cristianos del primer siglo se reunían en hogares comunes y corrientes. No había días especiales para que se reunieran ni ningún hombre "espiritualmente superior" que los convocara a la reunión. Cristo ya lo había dicho:

Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mateo 18:20)

El sencillo hecho de estar reunidos en el nombre de Jesús, es suficiente para que nuestro Señor esté allí. Ya no hacen falta líderes espirituales, una clase de clero sacerdotal, para que acredite la reunión. La iglesia cristiana no es un sistema humano, una organización, una denominación o un edificio. La iglesia somos todos de manera individual y colectiva. No necesitamos un clero para ser considerados por Dios como iglesia. Donde quiera que haya dos o más reunidos en el nombre de nuestro Señor, ahí estará Él. Es una promesa. No hay necesidad de acudir los domingos a un lugar específico, no hay necesidad de hacer rituales de alabanza, bailes "cristianos", "bandas cristianas", ni nada de esa parafernalia absurda y seudo levítica que vemos en las "iglesias cristianas" de hoy alrededor del mundo.

Así que, puesto que no necesitamos a una clase clerical (todos somos sacerdotes) que dirija nuestras reuniones, ni son necesarios los rituales ni los sacrificios.. ¿por qué nos deberíamos reunir..?

No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. (Heb 10:25)

Nos reunimos para exhortarnos unos a otros...No para que un "pastor" o líder espiritual nos exhorte. Todos debemos exhortarnos unos a otros. En el versículo 24 se nos dice algo importante: "Considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras.."

Ese es el objetivo de las reuniones cristianas: estimularnos a las buenas obras, exhortarnos mutuamente, ayudarnos mutuamente, apoyarnos unos a otros. No hay nada en el Nuevo Testamento que nos indique que las reuniones deberían tener una especie de "orden del día", un itinerario especial a seguir. El único requisito que recomienda Pablo, es el de que todas las cosas deben hacerse "decentemente y con orden" (1 Cor.14:40), instrucciones necesarias porque algunos "cristianos" de Corinto sembraban mucho desorden, haciendo escándalo, hablando a los gritos, "profetizando" desordenadamente alegando que el Espíritu Santo los obligaba a hacerlo así. Pablo los reprendió severamente recordando que tales "manifestaciones del Espíritu" no podían provenir de Dios puesto que Él no era Dios de desorden. Valiosa exhortación para muchas iglesias pentecostales donde todos al mismo tiempo, gritan, lloran, patalean, se desmayan, claman, hablan en lenguas, son poseídos por el "espíritu de risa", el del llanto u otros espíritus más cuya procedencia es fácil suponer.

En la iglesia primitiva tampoco era imperativa la presencia de algún miembro especialmente "ungido" o sabio. Cada asistente cristiano era –de por sí- un ministro (servidor). Cada asistente a una de estas iglesias servía a los demás de la manera en que Dios le daba el servir. Así, mientras uno tenía especial disposición para la enseñanza, otro la tenía para el obispado, que era un servicio de superintendencia o visitas; el "obispo" o "superintendente" visitaba a los hermanos en la fe que estuvieran en cárceles, o que tuvieran algún tipo de problemas. El servicio que "pastores" o "maestros" prestaban a los nuevos creyentes, era el de enseñarles la doctrina básica hasta que los conversos estuvieran en capacidad propia de seguir adelante por su cuenta. Nunca existió algo así como una "autoridad espiritual" en las congregaciones, alguien a quien los creyentes debieran obedecer. Todos sabían que el único Cabeza era Cristo y no hombre alguno. También estaban los "ancianos", cuyo término es traducido errónea e indistintamente como "obispo". Los ancianos sólo eran eso: ancianos, hombres de mayor edad y experiencia que eran buscados en busca del sabio consejo que podía emanar de su edad y fe. (Para más detalles, ver la serie de artículos "¿Es necesario asistir a una iglesia denominacional..?." y "Pastores y autoridad" publicados en este foro)

El servicio a Dios... ¿Qué es...?
La pregunta es, de nuevo: Siendo que ya no necesitamos de lugares especiales "sagrados", ni ceremonias, ni una clase clerical, ni sacrificios expiatorios, ni nada de lo que era obligatorio bajo el Viejo Pacto de la Ley, ¿Cómo debe ser nuestro servicio a Dios hoy, bajo el Nuevo Pacto, la ley de la libertad...?

Conociendo que, como cristianos, somos nosotros Templo de Dios, es obvio suponer que Dios habita permanentemente en cada uno de nosotros: "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él" (Juan 14:23) Siendo así, nuestro servicio sagrado a Dios ya no es esporádico ni está destinado a ciertos días especiales; cada día de nuestras vidas, cada actividad, cada pensamiento se convierte, a partir del Nuevo Nacimiento, en un servicio sagrado a Dios:

Sigan haciendo todo como para Jehová, sea el comer o el beber, o el hacer cualquier otra cosa. (1 Cor. 10:31)

Les suplico por las compasiones de Dios, hermanos, que presenten sus cuerpos en sacrificio vivo, santo, acepto a Dios, un servicio sagrado con sus facultades de raciocinio. Y cesen de amoldarse a este sistema de cosas. (Romanos 12:1, 2)

Así que cada rasgo de nuestra vida se convierte en servicio sagrado a Dios. Siendo nosotros "sacrificio vivo" significa que absolutamente TODO lo que envuelva nuestra vida debe hacer "como para Jehová". Comer, dormir, trabajar, divertirse... todo debe hacerse pensando en que es un servicio sagrado a Jehová. De esta manera, entendemos que las madres creyentes que cuidan de sus hijos, los hijos que cuidan de sus padres, los esposos que proveen para sus hogares, los cristianos que ayudan amablemente a sus vecinos.. cuando se hacen todas estas cosas "como para el Señor", se está rindiendo servicio sagrado a Dios, se está dando testimonio del evangelio con nuestra conducta.

La forma de adoración que es limpia e incontaminada desde el punto de vista de nuestro Dios y Padre es esta: cuidar de los huérfanos y de las viudas en su tribulación, y mantenerse sin mancha del mundo (Santiago 1:27)

Esto es lo que requiere nuestro Dios de nosotros; esa es la forma de adoración que Él reclama. Hacer el bien y mantenernos sin mancha del mundo. ¿Hacer el bien a quién..? ¿Solamente a nuestros hermanos en la fe...?

Sed hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol igualmente sobre buenos y malos, y envía la lluvia sobre honestos y deshonestos. Si amáis sólo a los que os aman, ¿qué recompensa podéis esperar? Seguramente los recaudadores de impuestos hacen tanto como eso. Y si sólo saludáis a vuestros hermanos, ¿qué hay de extraordinario en eso? Hasta los paganos hacen eso. No debe haber límite a vuestra bondad, igual que no conoce confines la bondad de vuestro Padre celestial. (Mateo 5:45-48)

Veamos de nuevo el texto de Romanos:

Les suplico por las compasiones de Dios, hermanos, que presenten sus cuerpos en sacrificio vivo, santo, acepto a Dios, un servicio sagrado con sus facultades de raciocinio. Y cesen de amoldarse a este sistema de cosas. (Romanos 12:1, 2)

La palabra griega usada aquí para "servicio sagrado" es "latreuo". The New International Dictionary of New Testament Theology comenta el uso que hace el apóstol de este término:

Envuelve la dedicación de la persona entera a Dios de un modo racional, abarcando la mente entera, y de un modo práctico, extendiéndose a la práctica de la vida diaria en la iglesia y en el mundo.

Cuando Pablo define cómo se ofrece esa "ofrenda viva", no menciona en ningún lugar la asistencia a las reuniones, el servicio en alguna sede institucional religiosa, el dedicar el día domingo al Señor, ni otra actividad de ese tipo. El considerar el servicio a Dios del modo en que insisten las iglesias "cristianas" de hoy, es una regresión al viejo pacto de la Ley según lo vivían los israelitas: es decir, con una actitud legalista, orientada a las obras, carente de aprobación por parte de Dios.

Es a través de la fe en el sacrificio de Cristo que entramos en una relación personal con Dios. Es por medio de la fe que hacemos parte de ese "pueblo libre" cuya ley ya no es la ley mosaica sino la "ley de la Libertad", "la ley del amor"

porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Gálatas 5:14)

Pero el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace. (Santiago 1:25)

Si ciertamente vosotros cumplís la ley real conforme a la Escritura, es a saber: Amarás a tu prójimo como a ti mismo; bien hacéis.
(Santiago 2:8)

Esta ley del amor, llamada por Santiago como "ley real" o "ley de la libertad" no está escrita en tablas ni papiros sino en corazones humanos.

Porque este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días -declara el Señor-. Pondré mi ley dentro de ellos, y sobre sus corazones la escribiré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. (Jer 31:33)

El Nuevo Pacto que habla el profeta, es éste que estableció Dios mediante el sacrificio de Jesús en la cruz. Es mediante este Nuevo Pacto que somos libres; es mediante este nuevo pacto que cada uno de nosotros es guiado de manera personal e invisible por el Espíritu Santo a través de su Palabra.

Mediante la fe en el sacrificio de Jesús, entramos a formar parte del cuerpo de Cristo. Nos convertimos en parte de ese cuerpo cuando aceptamos de manera personal a Cristo como nuestro único Cabeza. El formar parte de ese pueblo libre que es el cuerpo de Cristo, no tiene nada que ver con el ingreso a una organización o denominación religiosa. Es la fe individual de cada uno de nosotros, lo que nos conecta al Cabeza, Cristo; para formar parte del cuerpo de Cristo no necesitamos de pastores, maestros, ancianos, sacerdotes ni como sea que se llamen quienes pretenden ejercer como intermediarios humanos; es mediante nuestra fe personal que podemos obtener la jefatura directa de nuestro Señor.

Cualquiera de nosotros, cualquier ser humano, que pretenda "organizar" la iglesia de Cristo definiendo lo que Cristo no definió, "ordenando" lo que Dios no ordenó, "delegando autoridad" que Cristo no delegó o tratando de reglamentar lo que Cristo no reglamentó, está evidenciando ser un petulante jactancioso. Pero su condición empeora cuando tal persona, además, procura que los otros se sientan obligados a obedecerle sin más respaldo que sus propias pretensiones.


Que la paz de Dios esté con todos nosotros.


Ricardo Puentes M.
Julio de 2007

29 comentarios:

  1. Hola amigo, este articulo ha sido de mucha ayuda para mi vida, ya que me he visto movido desde hace 2 años a cuestionar mi vida dentro del templo, y no sólo la mía, sino en cuanto a la utilidad de todos allí y me he dado duenta de que he vivido en una religión que por supuesto, no impacta a la sociedad y he cargado con este conflicto, pensando que siendo yo minoría, pudiera estar equivocado y me he dedicado a ser mejor cada día y a enseñar a otros a hacerlo según Cristo mismo, nuestro modelo. Muchas gracias por tu artículo y me gustaría tener contacto con usted por correo electrónico. Jonatan Tolosa, caracas, Venezuela

    ResponderEliminar
  2. Jonatan: ya le contesté su correo electrónico. No sabe los sentimientos que experimento en este momento.. Tal y como usted está sintiéndose, me sentí yo cuando empecé a buscar realmente a Dios y no podía hallarlo en las denominaciones en las que estuve. Le diré que es usted un privilegiado por reconocer su carencia de Dios en esos lugares. Dios lo bendiga y lo siga guiando. Tal y como le contesto en su correo, le ofrezco mi ayuda desinteresada y total en su búsqueda..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no lo creo viejo feo

      Eliminar
    2. esto y las religiones enteras son ACA pura

      Eliminar
  3. Que triste. Que Dios te bendiga y te de sabiduria. Un consejo te doy: estudia primeramente toda la biblia y luego ases tu resume. te falta mucho.

    ResponderEliminar
  4. no agares solo las partes de la Biblia que te conviene para a ser tu punto sino accepta todo lo que la Biblia dice. Ponte orar porque estas llevando a mucha jente a perderse con tus ideas ridiculas. cuidado porque recuerda lo ca la Biblia dice: "hay de aquel que aga a uno de mis pequeños caer" y tu mas seguro lla hisiste a muchos de ellos caer. no te estoy criticando sino solo un consejo. que Dios tebendiga.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Anónimo...Quisiera saber, con sustento bíblico, en qué partes de este estudio estoy induciendo a error.. Y con sustento bíblico, se lo recuerdo.. por si acaso.. Gracias

    ResponderEliminar
  7. Pienso que nadie puede juzgar si lo que aquí ha sido escrito es bueno o malo. "No juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor el cual manifestará las intenciones del corazón" (1Cor.4,5), queridos hermanos recuerden que la Palabra de Dios no es para contender sobre opiniones..en todo caso cada quien rendirá cuentas ante Dios, por lo pronto, si alguien considera que el Sr. Puentes está errado, procure: "examinadlo todo y retened lo bueno"(1 Ts. 5,21), por lo demás Sr. Puentes, el alimento sólido o "comer carne" sea sólo para quienes ya están en la edad.."Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios. (Rom.14,22)y para quienes consideran impropio lo escrito:"Tú quién eres que juzgas al criado ajeno. Para su propio señor está en pie...porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme" (Rom.14,4), pero también recuerde Sr. Puentes:"Si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo (1Cor.8,2)..."Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles" (1Cor.8,9)...finalmente: "Que el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús para que unánimes, glorifiquemos al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (Rom.15, 5-6)

    ResponderEliminar
  8. Le diré, Sr. Anónimo que aunque creo que sus intenciones son buenas, está errado en algo. Esto que menciono aquí no es, como usted asegura, "alimento sólido", que pueda indigestar a alguien. Llevamos dos mil años desde que Jesús y sus apóstoles nos enseñan que, o vivimos bajo el Pacto de la Ley -con todas sus consecuencias-, o vivimos bajo el Pacto de la Gracia, con todas sus bendiciones. Lo que enseño aquí no es de ninguna manera, conocimiento críptico, revelado a pocas personas en el mundo. Es algo que está claramente establecido en las Escrituras. Por lo demás, y lo digo con mucho respeto pero también con firmeza, quien siga a hombres no sigue a Dios...quien sigue a hombres es enemigo de Dios. El asunto aquí no es de sutilezas ni cuidados.. El asunto que está envuelto es el de la salvación.
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  9. que dios lo bendiga y le preste mas cerebro, para entender las cosas y los designios de dios, referente de "a quien le dio autoridad jesus para crer una iglesia" MATEO 16, 18...JESUCRISTO entrega las llaves del reino diciendo "tu eres pedro y sobre esta piedra EDIFICARE MI IGLESIA" Fue a pedro, ahi puede encontrar la razon de una iglesia que fundo y creó jesus; y la historia marca calramente el seguimiento de los PAPAS que han estado al frente de la iglesia que CRISTO fundo. ahi que leer mas y aprender si se puede un poco de historia religiosa y biblica. Entonces eso es con respecto a una de las dudas que usted no ha estudiado bien, despues comentare sobre las demas para que con calma las entienda y reflexione GRACIAS.

    ResponderEliminar
  10. Bueno... Hay varias cosas. Una, Pedro no fue el primer papa.. quien le dijo eso, le mintió descaradamente. Segundo: Pedro nunca estuvo en Roma, no hay pruebas de eso. Tercero: Jesús no estaba diciendo que Pedro sería la piedra angular de la iglesia. La piedra era, es y siempre ha sido, el mismo Cristo. Le aconsejo que siga leyendo el párrafo, se dará cuenta de que versos más adelante, Jesús trata a Pedro como si estuviera bajo la influencia de Satanás.
    Cuarto: El papado es la institución más vil, corrupta y sanguinario que ha podido crear la mente humana.. Podemos, si usted quiere, hablar aquí de las barbaridades de cada papa, empezando por el fundador de la Iglesia Católica, el asesino pagano y nunca convertido Constantino. Dios la ilumine

    ResponderEliminar
  11. gracias a dios por su vida, El espiritu Santo lo acompaña hermano alientese Dios esta hablando estas verdades a otros, nos tenemos que comunicar

    colombia

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por sus palabras, Javier. Cuando quiera nos comunicamos... Un abrazo y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  13. Lo único que saca a la luz este artículo, es una de estas dos cosas: O bien la tremenda ignorancia sobre las Escrituras que Ricardo Puentes tiene, o por el contrario, su notable capacidad de mezclar los textos para llegar a conclusiones premeditadas, y de esta manera confundir a la gente.
    ¿Comparar a los judíos en Pentecostés con los cristianos de la actualidad? ¿Qué es eso? ¿Donde está el nexo? Por favor, simplemente lea el sermón de Pedro... Afirmar que en la iglesia cristiana primitiva no había autoridades ¿De donde sacó eso? de la Biblia seguro que no. Realmente admiro su capacidad de manipulación. Lamento mucho por aquellos que antes de buscar la verdad en la Palabra de Dios, se nutren de este tipo de personajes. Espero que disfruten su "libertad" en Cristo. ¿Se imaginan lo que hubiera sido del cristianismo si las afirmaciones del Sr. Puentes fueran verdad?
    No existe gozo más grande, ni vida mejor invertida, que aquella que está dispuesta a servir a Dios, sirviendo a los demás... Bendiciones

    ResponderEliminar
  14. Marcelo, me gustaría que -con textos citados- desmienta lo escrito aquí. Dios lo ilumine.

    ResponderEliminar
  15. Bendiciones Hno. Ricardo Puentes quizas la mayor parte de personas se dejan llevar por lo que se les enseñan sin buscar respuestas biblicas y tergibersan el sentido real de la palabra de Dios Bendiciones de nuevo y sigua adelante.

    ResponderEliminar
  16. Hermano, buscando en Google encontre su publicacion. Exactamente esto que usted escribe es lo que yo he entendido de mi estudio de la biblia, pero no me he visto en valor de decirlo a mi congregacion porque quiza me sacan !!!. ahora, mire usted los comentarios negativos que le han puesto. En su mayoria, gente VERSICULERA, que solo les enseñaron a leer el versiculo, sin ver la historia completa. Siempre he sido critico de esto. Tambien soy critico de aquellos que le creen todo al 100% a su pastor, y no estudian, no leen , no buscan.

    Pero mi pregunta para usted es, si esto es asi, porque todos hacen lo contrario? sera que hay algo mas?

    ResponderEliminar
  17. Juan, uno SÏ debe obedecer 100% a su pastor. Pero resulta que mi pastor, al igual que el de todos los cristianos, es Cristo, no hombre alguno.

    ResponderEliminar
  18. LINDO ES ESTAR EN LA PRESENCIA DE DIOS...PERO UNA OFENSA COMO ESA NO TIENE PORQUE PERJUDICAR A LOS HIJOS DE DIOS SINO SERNIRNOS CONTENTOS Y LLENOS DE AMOR POR LA PERSONA QIEN LO HIZO POR QUE ENTRO EN LA PAGINA Y ALGUN DIA SERA UN GRAN SIERVO DE DIOS.......

    ResponderEliminar
  19. hebreos 13:17 enseña: obedeced avuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas,como quienes han de dar cuenta;para que lo hagan con alegria y no quejandose, porque esto no es provechoso... suena muy espiritual decir que solo jesus es mi pastor pero si no te sujetas a quien puedes ver como te vas a sujetar a quien no ves? ... y el mismo constituyo a unos apostoles;a otros profetas;a otros evangelistas;a otros pastores y maestros , a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio...efesios 4:11-16.Es claro que el señor vino a establecer su iglesia y vino dar un orden como cabeza principal el mismo, el es la roca, el fundamento. y la palabra enseña que debo someterme a toda autoridad en la tierra porque sino a lo establesido por Dios me resisto y acarreo condenacion, cuando no reconozco , cuando no tengo humildad para someterme bajo una autoridad, ally hay principios de reveldia, diabolicos. en cuanto al señor anonimo con todo respeto estudie un poquito historia del cristianismo y esa es un a mala interpretacion de la palabra de Dios, pedro no fue nunca un primer papa, en cuanto a juan que Dios le ilumine para que el espiritu santo le proteja del error, habla con tu pastor, de seguro el te enseñara en amor, porque no es bueno que alvergues dudas en tu corazon ,estudia la palabra de Dios y el espiritu santo te guiara a toda verdad,es valido pensar que no nos quedemos con lo que otros nos dicen.

    ResponderEliminar
  20. Traducción en lenguaje actual (TLA)

    Romanos 12
    La nueva vida
    1 Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar. 2 Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto........Cristo como cabeza de la Iglesia se encargo de nutrir personalmente a 12 hombres a quienes llamo apostoles Lucas 6:12-16 para que fueran testigos personales de su vida de sus enseñanzas de su muerte y resurrección y hasta hoy en dia el proposito eterno de Dios sigue vivo gracias a estos hombres que dedicaron su vida y se negaron a si mismo todo deseo personal por cumplir la voluntad de Cristo Efesios 4:10-13

    10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.

    11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

    12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

    13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

    ResponderEliminar
  21. Buenas noches primeramente muchas gracias por publicar este estudio q esta realmente interesante me a ayudado un monton yo almenos todos los versiculos que han puesto (hablo en general) los he buscado en mi biblia y e leido el contexto y todo

    Porque si en verdad amamos la palabra como decimos muchas veces porque regresamos a ver lo q dice la palabra la verdad xq mejor SOMOS humildes a todas la gente que comenta mal y regresan a las escrituras me sorprende que unas personas que les ensenaba el mismo PABLO escuchaba lo q decia el lo que ensenaba y llegando a sus casa escudrinaban las escrituras para ver si era todo sierto (10 Enseguida, los hermanos enviaron de noche hacia Berea a Pablo y a Silas, quienes una vez llegados, fueron a la sinagoga de los judíos.
    11 Pero éstos eran de mente más abierta que los que estaban en Tesalónica, y recibieron la palabra con buena disposición, examinando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. HECHOS 17:10-11)

    Por eso mismo regresemos a la cruz como lo a hecho el hermano sencillo y humilde

    y de mi parte men dale con todo

    ResponderEliminar
  22. Esto es para todos:
    El señor Jesús les dio un ejemplo durante todo su ministerio. Se bautizo,fué lleno del Espiritu Santo,reunio a 12 hombres,para que fueran testigos de lo hermoso que es vivir bajo su poder;(Ya saben.Cambiar sus vidas;ver milagros y todo lo demas)A lo que yo voy es: Es necesario congregarnos queridos amigos. Les voy a colocar un ejemplo:
    Si usted le sobra un pan en su casa, y dice quiero darle al hambriento,entonces se detiene y piensa:
    1: Si salgo a la calle y se lo doy a un hambriento,serás como aquel que quiere tapar el sol con un dedo,eres quizas un conformista y te ves que de verdad no gestionas y tus fuerzas son pocas.
    2: Si guardo los panes todos los dias,y al pasar los dias digo,"creo que ya tengo suficientes panes para dar de comer a mas de uno"y cuando vas a verlos,ya esos panes estan en deterioro.
    3: Si tomo el mismo pan y lo reparto por migajas a todos los hambrientos.Eres como aquella llovisna en un desierto que paso y no se sintio.
    4: si me canso de pensar y me lo como de gula o lo dejo perder,¿Que corazón tienes?.
    5: Pero si me doy a la tarea de averiguar que nos podemos reunir cierto número de personas con ese mismo sentir,y reunimos los panes todos los días,nos dariamos cuenta que seria una ayuda significativa.

    Asi es con la palabra de Dios,reunamonos en un mismo sentir,vivamos en santidad para que nos dejemos usar del Señor JESÚS y el Evangelio sea predicado en todas las naciones.Solo asi podemos sentir que en realidad somos SIERVOS DE DIOS.

    El señor JESÚS los bendiga.
    David. Iglesia Pentecostal Unida de colombia.
    Nota: No nos critiquemos,ni peliemos por saber quien tiene la verdad.Puestos los ojos en Cristo autor y consumador de la fe. Él es el camino la verdad y la vida.
    AMEN.

    ResponderEliminar
  23. Dios le Bendiga Hno.l Ricardo. Ante tanta herejia y desviación que se ve en la iglesia de hoy, lo mejor es regresar a los cultos en las casas. Ancianos, evangelistas, pastores y maestros; no son autoridades que exigen obediencia en la iglesia; ellos son servidores del pueblo de Dios. Claro que hay que sujetarse y obedecer a un pastor/maestro; porque nos está instruyendo para el bien - es lo mínimo que se puede hacer por el que nos está enseñando- Un discipulo que no se sujeta a su maestro es algo que no existe. Pero de allí a pedir obediencia, tratos especiales, y ofrendas de "el ungido" es otra cosa. Dios nos pide que obedescamos a nuestros pastores/maestros para que hagan su servicio con alegria, y que tambien compartamos con ellos de toda cosa buena; pero hasta ahí nomas. Para que la Iglesia tenga ese grado de libertad, es necesario que haya buena enseñanza bíblica, que todos coman y beban del mismo alimento espiritual. La iglesia libre de estructura humana es lo mejor, pues los creyentos pueden ejercitar sus dones espirituales con toda la comunidad, y es una gran forma de cumplir con la Gran Comisión, que es la razon de ser de la iglesia.

    ResponderEliminar